Alfonso Michel

La carta, 1936

Oleo / tela
46 x 53 cm
AM004

Esta obra es la más antigua de trece naturalezas muertas de Alfonso Michel en la colección Blaisten. Es un ejemplo del uso de la refracción y la estudiada disposición de elementos poéticos que fueron una constante en su obra. El objeto del título es lo menos prominente de todos los elementos de la composición. Sobre una mesa cuadrada cubierta con una tela color salmón hay tres objetos: un sobre cerrado, una mano de mármol que sujeta algo no identificable y un copón de cristal verde. El escenario es una terraza arquitectónicamente imaginativa, inundada de sol. La perspectiva de dos muros rojos en diagonal, conduce hacia el horizonte. La boca circular del copón crea un efecto de prisma, intensificando la apreciación del distante mar azul. La rotura del borde del copón produce una telaraña de vidrio fisurado que, a su vez, dirige la vista del espectador a sus profundidades acuosas; en el fondo del recipiente hay un pequeño fragmento de coral rojo. Esta yuxtaposición de coral y copa también aparece en Copa en la ventana (1944, colección particular). El vidrio fisurado imprime al coral la apariencia de una diminuta sirena que transforma al copón en un acuario en miniatura. Al emplear dos puntos de fuga simultáneos y ofrecer dos vistas ?la profundidad del espacio que se aleja hasta el mar abierto y la mirada al frío interior azul verde del copón?, Michel obliga al espectador a ir y venir entre el paisaje marino a la distancia y la naturaleza muerta del primer plano. El efecto evidencia que la composición es un estudio de contrastes y escalas en un espacio abierto y contenido a la vez. Esta dicotomía desvía la atención del objeto en cuestión: la carta. En la tradición de las naturalezas muertas, la carta evoca una ausencia, incluso un amor no correspondido. En combinación con el gesto de sujeción de la mano desmembrada, elemento también presente en las naturalezas muertas de Tamayo de la década de los veinte, la carta conjura una sensación de pérdida y separación. Pese a la terraza inundada de sol, en la pintura prevalece un sentido de tristeza.

Vid. Adriana Zavala, Arte moderno de México. Colección Andrés Blaisten, México, Universidad Nacional Autonóma de México, 2005.

Otras obras del artista

En Coleccion Blaisten