X

Alfonso Michel

El adios, ca. 1944

Oleo / tela
51.5 x 62.5 cm
AM031

Nació en el occidente de México, en la sierra cálida de Colima, de cuyo mar y playas quedó impregnado el inconsciente de Alfonso Michel y del cual se alimentan, en esencia, muchos de los temas de su pintura. La obra más temprana detectada en su recorrer acota influencias modernistas al estilo de las acuarelas parisinas de Alfredo Ramos Martínez, y de allí en adelante hay un enorme vacío hasta los años treinta. Es posible que las obras que produjo en el ínterin, hayan sido destruidas por decisión propia, ya que su primer mecenas, la señora Inés Amor, recuerda el mediano mérito de aquellos cuadros perdidos. No obstante, en su obra de madurez es posible detectar los diálogos formales que sostuvo con las escuelas de pintura al aire libre, con la obra de María Izquierdo, Rufino Tamayo y Gabriel Fernández Ledesma. Pero Michel pronto se hizo a la mar, como corresponde a un eterno navegante, inquieto por descubrir "las europas", donde prometió aprender a pintar. En los años veinte se le ubica indistintamente en París o en Berlín, en Florencia por igual que en Barcelona, nutriendo su pintura y ampliando los horizontes de su estética. <i>El adiós</i>, ¿será testimonio esta obra de aquellos viajes, que lo llevaban y traían de México a Europa, en su afán por conocer y huir de los reclamos de la nostalgia?. Vid. Las memorias de Inés Amor, editadas por la Universidad Nacional Autónoma de México, bajo el título de <i>Una mujer en el arte mexicano. Memorias de Inés Amor</i>. México, 1987.

Vid. Las memorias de Inés Amor, editadas por la Universidad Nacional Autónoma de México, bajo el título de Una mujer en el arte mexicano. Memorias de Inés Amor. México, 1987.

Otras obras del artista