Raúl Anguiano, 1915 - 2006

José Raúl Anguiano Valadez nació el 26 de febrero de 1915 en Guadalajara, Jalisco, México. Fue un pintor, muralista y grabador, considerado uno de los principales exponentes de la Escuela Mexicana de Pintura. Su obra retrató la esencia de México al plasmar paisajes citadinos y rurales; así como el indigenismo, las fiestas populares, las tradiciones y la religiosidad.
Fue hijo de José Anguiano Peña y Abigail Valadez. Llegó al mundo en una época de grandes cambios artísticos y sociales y pronto comenzó a participar en ellos debido a su temprana afición por las artes, y a su interés por cuanto ocurría en las esferas de lo político y lo social. Realizó sus estudios en la Escuela Libre de Pintura con Ixca Farías, José Vizcarra y José Salomé Pina, donde tomó talleres que le permitieron conocer diversas técnicas y desarrollar su interés por el arte prehispánico y popular.
Posteriormente, en 1933, fundó el grupo de Jóvenes Pintores Jaliscienses. Hacia 1936 se unió a la Liga de Escritores y Artistas Revolucionarios (LEAR), fue durante esta etapa cuando por primera vez colaboró de manera activa en un mural con el fresco denominado La educación socialista en la Escuela Carlos A. Carrillo en la Ciudad de México. Fue el artista más joven en exponer su obra en el Palacio de Bellas Artes, en 1935 junto a Máximo Pacheco, quien fue ayudante de Diego Rivera.
Durante el mandato del presidente Lázaro Cárdenas (1934-1940) retrató diversos aspectos de la vida del urbe, como la vida en los barrios bajos (carpas y cabarés), dando paso a la caricatura y al sentido del humor. En 1938, fundó el Taller de Gráfica Popular junto con Leopoldo Méndez, Alfredo Zalce, Pablo O’Higgins y Fernando Castro Pacheco, el cual fue creado como un centro colectivo de trabajo, donde realizó grabados y litografías con la idea básica de solidaridad con los trabajadores y campesinos. En esa época también impartió clases en la Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado “La Esmeralda”. De 1938 a 1942 tuvo una inicial etapa surrealista.
 
Parte importante de su obra ha sido el casi centenar de apuntes de la selva y los lacandones, utilizados posteriormente para pintar óleos, temples y hacer litografías, los cuales realizó en las ruinas mayas de Bonampak, en una expedición organizada en 1949 por el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) encabezada por Julio Prieto, grabador y escenógrafo y a donde viajó acompañado del fotógrafo Manuel Álvarez Bravo, entre otros. Ése mismo año, fundó, junto con otros artistas, el Salón de la Plástica Mexicana.
De 1952 a 1955 viajó a varios países de Europa, lo que alimentó su propuesta creativa. Entre 1965 y 1968 realiza numerosas exposiciones de pintura, dibujo y litografía en varios países de Europa, Estados Unidos y Sudamérica con gran éxito.
Presentó sus obras en más de 100 exposiciones a nivel internacional; en diversos museos y galerías de Cuba, Chile, Colombia, Brasil, Francia, Italia, la extinta Unión Soviética, Israel, Alemania, Japón y Estados Unidos. Además, algunos de sus trabajos se encuentran en la Cámara Nacional de Comercio, el Museo Nacional de Antropología, la Secretaría de Relaciones Exteriores y la Procuraduría General de la República; así como en el Consulado General de México en Los Ángeles, el Museo Bowers en California, y en East Los Angeles College.
A lo largo de su trayectoria artística, Anguiano obtuvo distintos reconocimientos, entre los que destacan la Distinción de Invierno del Salón de la Plástica Mexicana (1954), la Condecoración José Clemente Orozco del Congreso de Jalisco (1956), la Medalla de Oro
del Salón Panamericano de Porto Alegre, Brasil (1958), la Orden al Mérito de la República Italiana Grado Comendador (1977), el Premio Jalisco (1988) y el Premio Nacional de Ciencias y Artes en el área de Bellas Artes (2000).
Algunas de sus obras murales más notables son Represión porfirista, Las nuevas generaciones y Fascismo destructor del hombre y de la cultura, en cuanto a su pintura de caballete se encuentran El caballito, El puente Nonoalco, El Lago de Chapultepec y El Pedregal, así como El Pípila y el Retrato de Nora Beteta, estos dos últimos pertenecientes a la Colección Andrés Blaisten. Pero su obra más famosa es aquella que resguarda el Museo de Arte Moderno en México, en la que representa a una mujer lacandona sentada, con cuchillo en mano, a la que tituló La espina.
Raúl Anguiano murió en la Ciudad de México el 13 de enero de 2006. La casa de cultura del Parque Ecológico Huayamilpas en la Ciudad de México lleva su nombre y aloja uno de sus últimos murales, titulado Historia y leyenda de Coyoacán (1997)