Mónica Castillo, n. 1961

Mónica Castillo nació en la ciudad de México en 1961. En 1978 estudia grabado y dibujo en la Scuola Germanica di Roma, en Italia. Un año después estudia en la Akademie der Bildenden Künste de Sttutgart, Alemania, lugar en el que participó en exposiciones colectivas en 1984 y 1985. De regreso a México encontró una promoción muy activa de incipientes artistas que trabajaba con empeño en recuperar la pintura de figuración expresionista mexicana. Formada en la intensa reflexión de Düsseldorf y Colonia, con un expresionismo más dramático que onírico, adquirió también un mejor entrenamiento filosófico y político ante los repertorios simbólicos a utilizar. En 1986 Castillo se incorpora a la "Quiñonera", una antigua casona de la Candelaria en Coyoacán, propiedad de los pintores Néstor y Héctor Quiñones, donde varios artistas trabajaban. Su primera muestra individual fue Presentación en sociedad en 1991 en la Galería OMR de la ciudad de México. Destacan las representaciones de México en las Bienales de La Habana y de Perú, así como Configura II en Erfurt, Alemania y la exposición "Brooklyn!" del Palm Beach Museum for Contemporary Art. De 1994 a 1999 fue docente en el Centro Nacional de las Artes y en la Escuela Nacional de Pintura "La Esmeralda". Ha participado en el Visiting Artists Program, The School of the Art Institute of Chicago, en Montclaire University en Nueva Jersey; en el San Antonio Museum of Art y en Pratt Institute en Nueva York y representante de la Ciudad de México para el proyecto Murales para la Terminal Internacional del Aeropuerto O'Hare de Chicago. De 1997 a 1999 su exposición de autorretratos Yo es un otro se expuso en diversos museos latinoamericanos destacando el Museo Sofía Imber de Caracas, Venezuela; el Museo de Bellas Artes de Santiago, Chile y el Museo de Arte Moderno de Bogotá, Colombia. Para Mónica Castillo, El autorretrato es mostrar al mundo, la cara sin maquillaje, tintes dorados, luces o narices operadas, es presentar el rostro que nos tocó llevar en la vida, sin enfatizar los valores del propio rostro ni imaginar la representación del yo como artista, yo quiero, así me quiero ver.