Lydia Koloman Sokol,

Lydia Kratina Sokol, nació en Brooklyn, Nueva York, Estados Unidos, el 26 de junio de 1907. Fue una artista, grabadora y maestra.

Lydia fue hija del escultor checo Josef Kratina y de la artista Rose Kratina. Criada en Nueva York, viajó con una beca a Checoslovaquia, donde estudió en la Academia de Bellas Artes de Praga. Allí conoció al conocido artista checoslovaco Koloman Sokol (1902-2003), con quien se casó en París en 1933. La pareja vivió en la Ciudad de México desde 1937 hasta 1941, donde Koloman, por invitación del gobierno mexicano, ayudó a establecer una escuela de artes gráficas, mientras que Lydia estudió y enseñó grabado y encuadernación.

A la larga, la pareja regresó a Nueva York, donde nació su hijo, George, en 1942. Después de la Segunda Guerra Mundial, Lydia y su familia pasaron dos años en Checoslovaquia antes de regresar a los Estados Unidos en 1948. Lydia enseñó arte durante un año en Pasadena. California, Estados Unidos antes de establecerse en Bryn Mawr, Pensilvania, donde se convirtió en una apreciada y respetada maestra de arte de la Shipley School durante 25 años.

En 1995, se mudaron a Tucson, Arizona, Estados Unidos donde vivieron con su hijo y una gran familia. Murió pacíficamente en su casa el 6 de julio de 2010, a los 103 años.