Francisco Martínez, Activo 1718-1758

Francisco Martínez fue realizador de retablos y dorador así como pintor, y tuvo la distinción de ser notario de la Inquisición. Muchas de sus obras son conocidas y muchas permancen sin ser catalogadas. Es mejor conocido por haber dorado el gran Retablo de los Reyes en la Catedral de la ciudad de México en 1736-37 y por su trabajo en retablos y pinturas en la Iglesia de Regina Coeli también en la ciudad de México. Su producción sobre cobre es mínima, limitada a unos cuantos escudos de monja.