Luís Lagarto, 1556-1624

Luis Lagarto es considerado uno de los mejores iluminadores, tal vez el más relevante, del ámbito hispánico a finales del siglo XVI y principios del XVII. Desafortunadamente, las escasas noticias sobre su vida, no permiten un acercamiento concreto a su obra, si bien, su obra conservada permite una aproximación. Se presume que nació hacia 1556. Se carece de documentación fidedigna acerca del lugar de su nacimiento pero gracias al trabajo historiográfico de Guillermo Tovar de Teresa, actualmente podríamos establecer que nació en Sevilla, hijo de Juan Lagarto de Castro, maestro de leer, escribir y contar de la ciudad de Granada y que su formación artística la siguió en Granada, España con Lázaro de Velasco. Aunque se ignora la fecha exacta de su llegada a Nueva España, es muy probable que fuese en 1585, ya que se tiene noticia de que en ese año fue nombrado maestro de primeras letras en el Colegio de San Juan de Letrán de la capital y tuvo a su hijo primogénito. Hacia 1600 se encuentra en Puebla, contratando las capitulares del coro de la catedral. Dado que se desconoce la actividad de Lagarto entre 1594 y 1600, no es posible precisar si vivió en Puebla antes de 1600, pero lo cierto es que desde esta fecha y hasta 1611 trabajó en la iluminación de las capitulares de los más de cien libros de coro de la catedral poblana. Se cree que para este trabajo recibió ayuda de tres de sus hijos que tuvieron la misma formación que su padre. Hacia 1612, Lagarto se encuentra nuevamente en la ciudad de México. Las noticias sobre la vida de Lagarto entre 1612 y 1624 año de su muerte, son prácticamente inexistentes. Se considera que el estilo de Lagarto fue una gran aportación al arte novohispano por la fantasía de sus diseños, imaginarios y de ensueño, algo que hasta el momento no se había visto en el Nuevo Mundo.