X

Carlos Orozco Romero

Retrato de Patricia, 1937

Oleo / tela
71.5 x 61.5 cm
COR009

Bastante distinto de sus experimentaciones estéticas, como Sueño (1939, colección Blaisten), el Retrato de Patricia de Orozco Romero pertenece a una corriente más tradicional y realista en su trabajo artístico, a saber, sus retratos. Esta joven sentada, que mira al espectador, es su sobrina Patricia Barreda Marín, hija de sus cuñados, el escritor Octavio Barreda y Carmen Marín, en cuyas manos estuvo el lienzo hasta que llegó a la colección Blaisten. Tanto el pintor como Barreda estaban casados con dos hermanas de Guadalupe Marín, la segunda esposa de Diego Rivera. Patricia lleva un sencillo vestido oro, color que se repite y realza en la naranja que sostiene en la mano; un moño en forma de abanico une los extremos de sus dos trenzas en la parte superior de la cabeza. La postura de tres cuartos de la modelo indica que el artista se apegó conscientemente a las convenciones clásicas del retrato formal, aunque esta pintura es mucho más moderna. Orozco Romero coloca a Patricia contra un fondo desnudo gris azuloso, señal de que la obra fue realizada en su estudio y no en una casa de la clase acomodada. Conocido por su habilidad para revelar el estado psicológico de sus modelos, aquí captura las incertidumbres de la adolescencia. La joven devuelve la mirada al espectador (y al artista) con mesurada cautela, de manera muy distinta de la mirada de confianza que tiene otra obra del mismo autor, Retrato de María (Museo de Arte Moderno), un retrato de su esposa de 1953. Aunque esta obra de la joven y otros retratos del pintor son imágenes realistas, también contienen elementos cruciales que se manifiestan en su trabajo más vanguardista; los ojos almendrados de la modelo y el alargamiento en cuello y manos, por ejemplo, están incluso más exagerados en otras pinturas. Este cuadro comparte su notoria estructura arquitectónica con otras composiciones. Como ex caricaturista, Orozco Romero acostumbraba reducir la figura humana a sus elementos esenciales y estilizados, que distribuía cuidadosamente en relación al fondo vacío, de la misma manera que organizó los elementos arquitectónicos y figurativos en otras obras.

Vid. Courtney Gilbert, Arte moderno de México. Colección Andrés Blaisten, México, Universidad Nacional Autónoma de México, 2005.

Otras obras del artista

En Coleccion Blaisten

En Francisco Díaz de León