X

Luis Ortiz Monasterio

El viento, 1935

Bronce
57 x 47 x 39 cm
LOM001

Generar modelos humanos que representaran los distintos aspectos y eventos de la naturaleza ha sido una tradición que ha acompañado al hombre a lo largo de todo el tiempo. Poderosos seres, el rayo, el trueno, encontraron nombres y materializaciones antropomorfas las más de las veces en todas las culturas del mundo. Sin excepción, las que habitaron Mesoamérica estuvieron nutridas de grupos de dioses que representaban hasta los más mínimos acontecimientos de la vida o las fuerzas de la naturaleza. Esa atracción por crear un lenguaje que pudiera de alguna forma explicar al mundo antes del pensamiento científico, y la representación escultórica de dichos fenómenos son parte de la memoria de las sociedades del continente americano. En esta escultura de Ortiz Monasterio, el viento es representado por un Eolo asexuado y vigoroso que sopla sobre su mano derecha. Si consideramos que el lado frontal del personaje mira hacia el norte, podemos imaginar que se trata del viento del oeste que sopla hacia el este. Arrodillado, en una posición que más bien es resultado de la idea escultórica del artista, el personaje está vestido con una túnica ligera que se inclina a donde señala la mano izquierda. En el caso de la obra de Luis Ortiz Monasterio, nos encontramos con una producción sugerente, que lo mismo aborda temas de índole meramente mexicana que otros basados en distintas tradiciones y no solamente en las que tenía a su alcance local. Esta escultura puede ser vista cercana a la alegoría, recurso para dar cuerpo a un concepto, que ha seducido a infinidad de artistas mexicanos, como Jesús Guerrero Galván, Diego Rivera y Carlos Bracho, entre otros, que por ejemplo le otorgaron cuerpo e imagen a la tierra, tema central de las preocupaciones sociales de la primera mitad del siglo XX mexicano.

Vid. Agustín Arteaga, Arte moderno de México. Colección Andrés Blaisten, México, Universidad Nacional Autónoma de México, 2005.

Otras obras del artista

En Coleccion Blaisten