X

Carlos Orozco Romero

El minero, 1929

Oleo / tela
80 x 80 cm
COR016

En El minero, el artista buscó la oportunidad de la experimentación formal. La paleta terrosa evoca un paisaje subterráneo. La figura del minero empujando su carretilla domina la composición, equilibrando las formas geométricas angulares: un muro de ladrillo, una chimenea, una construcción rectangular con una puerta arcada y una montaña cónica que domina en la distancia. En el fondo, las formas industriales producen un diseño de diagonales alternadas. El tratamiento del tema por Orozco Romero desafió la retórica política de la década de los veinte y posterior, cuando en el arte se destacó con frecuencia el sufrimiento de los trabajadores. Realizada poco después de que Orozco Romero se radicó en la ciudad de México de manera permanente, el tema seguramente se inspiró en las obras monumentales que encontró en la urbe. Mientras Rivera exhibía el martirio de los mineros en el Patio del Trabajo de la Secretaría de Educación Pública, Orozco Romero creaba una composición dinámica, cuyo fin principal era yuxtaponer la forma humana a las formas geométricas del naciente paisaje industrial. Sin embargo, el elemento ?el halo? en torno a la cabeza del obrero sugiere que la temática no le era indiferente al pintor. El año que terminó este lienzo, el artista unió esfuerzos con Carlos Mérida para fundar la Galería de Arte Moderno en el Teatro Nacional (hoy Palacio de Bellas Artes). Aunque dependiente de la Dirección de Acción Cívica encabezada por Alfonso Pruneda en el Departamento del Distrito Federal, esta galería fue una importante avenida para artistas como Orozco Romero y Mérida, quienes ya antes habían mostrado su dedicación a la pintura de caballete como vehículo autónomo de expresión.

Vid. Adriana Zavala, Arte moderno de México. Colección Andrés Blaisten, México, Universidad Nacional Autonóma de México, 2005.

Otras obras del artista

En Coleccion Blaisten

En Francisco Díaz de León