X

Alfonso Michel

Cristales, 1956

Oleo / masonite
122 x 122 cm
AM036

No obstante el título de este cuadro, la imagen parece hacer referencia a los altares del Día de muertos. El cráneo blanco sobre el grueso frutero de cristal al centro de la composición, junto con la canasta con panes y frutas, el sombrero, la flauta y el busto femenino en el ángulo superior derecho ?resuelto como para connotar una fotografía en blanco y negro? todo en conjunto sugiere el arreglo conmemorativo de un altar. Al colocar el cráneo al centro de la composición, Michel transita de sus significados nativos a su simbolismo dentro del subgénero de la vanitas europea. La transparencia facetada del cráneo en esta versión, contraria al tratamiento más esquemático en la vanitas de su Naturaleza muerta de menores dimensiones, pintada alrededor de 1954 (colección Blaisten) alude a las calaveras talladas en cuarzo del México precolombino, insinuando que el pintor prefería lo nativo a lo universal. Olivier Debroise ha comentado que después de la exposición individual del pintor en 1953, su estilo adquirió una cualidad más apocalíptica. De hecho, esta naturaleza muerta es una de las obras más grandes y también está entre las últimas que Michel pintó antes de su muerte en 1957. Lo sombrío se acentúa por una paleta en la que dominan el blanco, el gris y el negro, salpicada por amarillo, naranja tostado y rojo. El equilibrio de los elementos cuidadosamente plasmados en La carta y en la vanitas mencionada, aquí ceden ante la abigarrada disposición de objetos: vasos, copas, floreros, fruteros y licoreras. Se tiene la sensación de un exceso de abundancia. El único salero situado a la derecha del cráneo es un referente simbólico a la amargura de la muerte, pese a que en el contexto mexicano, la calavera tiene la connotación de la llamada celebración de la vida después de la muerte. Como en la tradición de la vanitas, la sal junto con la fruta madura evocan la tendencia dentro del género de describir objetos que estimulan los sentidos junto con otros que advierten la naturaleza efímera del placer físico y de la vida misma.

Vid. Adriana Zavala, Arte moderno de México. Colección Andrés Blaisten, México, Universidad Nacional Autonóma de México, 2005.

Otras obras del artista

En Coleccion Blaisten