X

Agustín Lazo

Pietá, 1937

Oleo / tela
47.5 x 40.5 cm
AgL005

Las pinturas de Lazo de finales de los treintas, como Pietá, comparten una energética pincelada similar a los sombreados que usó en sus dibujos en acuarela y tinta de principios de esta década. La pintura se aplica en breves trazos curvos, como una multiplicidad de plumas, que se combinan para crear un efecto reluciente. MacKinley Helm, entre otros, reparó en la influencia estilística de Seurat, Van Gogh y Renoir, cuyas obras Lazo conoció y respetó. Pero las acuarelas y pinturas de Lazo de fines de los treintas también comparten lo que Helm llamó ?un tenue aroma de surrealismo?. De hecho, Lazo fue el único artista mexicano que estableció una conexión directa con el movimiento surrealista europeo en los veintes. En Pietá, dos caballos habitan un paisaje ralo, con algo de hierba y rocas; como en Naturaleza muerta (Las copas), el cielo nocturno semeja en realidad una gruesa cortina de terciopelo, como la de un teatro. La piel de ambos caballos, de un azul y rosa anormales, podría simbolizar sus respectivos géneros, pero también evoca a los aún mas chillidos caballos eléctricos que deambulan en los lienzos del expresionista alemán Franz Marc. Según Helm, el abuelo de Lazo fue criador de caballos de pura sangre, y la vida ecuestre es de hecho enfatizada en dos ingenuas acuarelas de 1924, basadas en el método de dibujo de Adolfo Best Maugard: La hacienda (colección particular) y Lazando yeguas (Museo de Arte Moderno, Toluca). De ahí en adelante, el caballo ?incluyendo el famoso monumento ecuestre a Carlos IV de Manuel Tolsá, de 1803? aparece repetidamente en la obra del pintor. Con mucha frecuencia pinta caballos desensillados, al galope, como símbolos de libertad y fuga, y a menudo están solos. Aquí, sin embargo, ambos animales están quietos, incluso contemplativos. La pintura fue incluida en el estudio de arte mexicano de Luis Cardoza y Aragón, "La nube y el reloj", de 1940, donde recibe el enigmático título de Pietá, término normalmente reservado para las imágenes de la Virgen sosteniendo a un Cristo muerto.

Vid. James Oles, Arte moderno de México. Colección Andrés Blaisten, México, Universidad Nacional Autónoma de México, 2005.

Otras obras del artista

En Coleccion Blaisten

En Francisco Díaz de León