X

Jesús Guerrero Galván

Niña sentada, 1938

Óleo / tela
70 x 60
JGG002

En la década de los años treinta, la obra de Jesús Guerrero Galván se caracterizó por una relectura visual del arte renacentista, convirtiéndola en una articulación entre los valores de la tradición y la modernidad, postura artística apoyada también por sus principales promotores como Inés Amor y MacKinley Helm, a quien especialmente le gustaba el orden neoclásico y equilibrado, con cierta vena lírica, de las pinturas del jalisciense. En este retrato, una niña vestida de blanco, de mirada curiosa y perspicaz, está sentada sobre una silla de madera con cierta quietud; sobresalen sus expresivos rasgos fisonómicos así como sus manos pequeñas. La pintura tiene un aire provinciano que remite iconográficamente a la retratística infantil jalisciense de finales del siglo XIX, la cual se caracterizó por su mezcla de ingenuidad, candor y limpidez, donde también abrevaron otros artistas como Juan Soriano y Jesús Reyes Ferreira. La composición tiene un clásico esquema piramidal, coronado con la especial luz de la cabeza. Según los aforismos del Tratado de la Pintura de Leonardo da Vinci, -y que Guerrero Galván leyó en sus años formativos en Guadalajara- esa aureola otorgaba cierta ?gracia? a las figuras, además de equilibrio cromático dentro del espacio pictórico. En esta ?renacentista? manera de pintar, Guerrero Galván privilegió el uso de superficies con texturas donde los contornos se tornan táctiles. La aparición de claroscuros parece haberse convertido en un leit motiv de su obra y aquí se hacen más visibles en los distintos ángulos de la pintura. Los juegos de luz y sombra permiten también la creación de volúmenes, representados en los pliegues del atuendo de la criatura, demarcados gracias a las partículas del óleo que crean de forma simultánea un efecto de ilusión óptica. Quizás este retrato sea la representación de uno de los cinco hijos que Guerrero Galván tuvo con Devaki Garro, que atestigua además un tema que inspiró notablemente a este artista en toda su trayectoria artística.

Vid. Dafne Cruz Porchini, Arte moderno de México. Colección Andrés Blaisten. México, Universidad Nacional Autónoma de México, 2005.

Otras obras del artista

En Coleccion Blaisten