X

Manuel González Serrano

Ofrenda, ca. 1940

Oleo / cartón
33 x 48 cm
MGS009

La ofrenda es una de las más tempranas obras conocidas de Manuel González Serrano, pintada a comienzos de su relativamente corta carrera. Es también una de sus composiciones más simples: una gran hoja con nervaduras delicadas, con bordes un tanto marchitos, descansa sobre una mesa de madera. Colocados sobre la hoja están tres objetos de cocina: un pescado rosa carnoso, quizá una carpa; un pan dulce típico del Día de Muertos, y una jícama bulbosa, cuya delicada raíz se extiende al igual que los bigotes del pescado. Como un estudiante que se apega a las reglas académicas, González Serrano demuestra en esta pintura un intento por interpretar los objetos cuidadosa y convincentemente en tres dimensiones. El cuadro se asemeja a otras naturalezas muertas de la llamada ?Escuela Mexicana?, incluyendo los últimos trabajos de Olga Costa que aparte comparten una atmósfera melancólica parecida. Esta composición no se relaciona con los tradicionales altares del Día de Muertos, pero las referencias religiosas son evidentes, lo que ciertamente refleja la rígida educación católica de González Serrano en el conservador pueblo jalisciense de Lagos de Moreno. La cruz sobre el pan es una remembranza de la Crucifixión, y el pescado, desde luego, es también un símbolo cristiano. Sólo la jícama parece fuera de lugar en este devoto bodegón.

Vid. James Oles, Arte moderno de México. Colección Andrés Blaisten, México, Universidad Nacional Autónoma de México, 2005.

Otras obras del artista

En Coleccion Blaisten