X

Gabriel Fernández Ledesma

El peinado, 1935

Oleo / tela
105 x 115 cm
GFL003

En esta escena de la vida cotidiana, Gabriel Fernández Ledesma sintetiza una lectura de las vanguardias europeas así como el interés plástico en los tipos físicos y las costumbres mexicanas, elementos que daban sustento a la identidad nacional. La obra representa a una mujer que peina con los dedos de sus manos las guedejas de una joven ?quizás su hija- sentada en un equipal, la cual tiene una mirada hipnotizada. En el fondo, se observan telas blancas tendidas, un balde, una escalera y algunos ecos de naturalezas muertas. Los primeros elementos tal vez hagan alusión a la actividad laboral de ambas mujeres. La obra sugiere una dosis de intimidad y melancolía espectral al tiempo de proyectar ciertas connotaciones simbólicas. De alguna manera, la obra responde a la tradición iconográfica de las vanitas, donde aparecían mujeres frente a un espejo con un peine y rodeadas de atributos. Así, una cabellera abundante era el símbolo de una inherente sensualidad y endiosamiento con una imagen propia. Por otro lado, el pintor explora el sentido oculto de estos objetos mundanos detenidos en el tiempo: las naranjas en el piso, las cuales simbolizan un ciclo de vida, mientras que la jarra de color blanco se convierte en un símbolo femenino por su vinculación con el agua y la fertilidad. La obra, que presume una cercanía familiar y doméstica, tiene un correlato con el óleo Mujer peinándose (1938; colección particular), donde Fernández Ledesma representó a su esposa, Isabel Villaseñor trenzándose el cabello mientras está sentada en un equipal. En cuestiones formales, hay un orden de planos en la superficie pictórica visto en las franjas blancas que provocan un efecto bidimensional, así como la creación de ángulos geométricos y pliegues. Las pátinas amarillas y los tonos azules, rosáceos y anaranjados de esta pintura son parte de las constantes de la producción pictórica de Fernández Ledesma. El dibujo de carácter lineal, subrayado con trazos gruesos, puede apreciarse en toda la superficie pictórica, especialmente en las manos y los pies de ambas figuras.

Vid. Dafne Cruz Porchini, Arte moderno de México. Colección Andrés Blaisten, México, Universidad Nacional Autonóma de México, 2005

Otras obras del artista

En Coleccion Blaisten

En Francisco Díaz de León