X

Germán Cueto

Máscara no. 507, ca. 1927

Lámina de metal
35.5 x 20 x 10 cm
GC002

Germán Cueto comparte el sentimiento nacionalista del triunfo revolucionario, pero su educación y sus contactos en Europa con los artistas de vanguardia de la primera década del siglo XX, como Picasso, Brancusi, Pablo Gargollo y su prima María Gutierrez Blanchard, hacen de él un artista cuya concepción queda hermanada al internacionalismo, estilos que practicó con gran innovación de técnicas en Méxic, por lo que hoy su obra es reconocida a nivel mundial. Vid.  Duarte Sanchez, María Estela. Gliptoteca. Escultura en el Museo Nacional de Arte.

Cueto se permitió el uso de materiales como el cartón y la lámina de metal para dar cuerpo a sus máscaras, que pintó cuando consideró que el color contribuía  darles vida. Su práctica se aprecia como cercana a las propuestas de Boccioni, quien afirmó que el arte debía ser despojado de "lo sublime". En repetidas ocasiones Cueto trabajó sobre el tema de estos rostros fantásticos con cavidades oculares vacías que esperan la mirada de quien acepta transmutarse en otro, gracias al espíritu lúdico presente en las celebraciones patrias o religiosas.
Cfr. Catálogo de la exposición, <i>Arte moderno de México. 1900 - 1950

Vid. Duarte Sanchez, María Estela. Gliptoteca. Escultura en el Museo Nacional de Arte. España: INBA, MUNAL, 2016. pag. 71 y Cfr. Catálogo de la exposición, Arte moderno de México. 1900 - 1950, Antiguo Colegio de San Ildefonso, México, 2000.

Otras obras del artista