Olga Costa

Corazón egoísta, 1951

Oleo / tela
67 x 73 cm
OC001

En este elegante lienzo, Costa intenta una naturaleza muerta en un estilo casi hiperrealista que se completa con un detalle de trompe-l?oeil o ?engaña ojo? en forma de un desgarre del lienzo sobre la firma. Este estilo no deja traslucir el hecho de que fuera básicamente autodidacta e implica un giro radical respecto a su obra temprana de los treintas, en la que compartía la manera naif de las Escuelas de Pintura al Aire Libre. Algunas veces a Costa se le agrupa con Izquierdo y Kahlo por su primer encargo del INBA, el enorme lienzo Vendedora de frutas (Museo de Arte Moderno), terminado el mismo año que esta naturaleza muerta. Pero la atmósfera misteriosa y reposada de Corazón egoísta es más característica de sus paisajes y naturalezas muertas de la década de los sesenta. La sobriedad compositiva la vincula con lienzos como Flor de alcachofa (1950, colección particular), Macetas (1954, colección particular) y Flores secas (1962, colección Blaisten), obras donde la paleta de tonalidad suave y la atención a la forma, a la superficie y a la calidad táctil de los elementos naturales recuerdan las naturalezas muertas taxonómicamente dispuestas de Hermenegildo Bustos. El título, y el hecho de que los elementos de esta naturaleza muerta sean secos y en proceso de descomposición dotan a la obra de un aire de melancolía. Sobre una superficie blanca con hermosos pliegues se disponen una vasija de cerámica que contiene dos hirsutos cuajilotes, una vaina abierta de semillas de la que surgen dos brillantes colorines rojos y un pequeño cráneo blanqueado que descansa en una arrugada hoja de papel amarillo brillante. Un corazón formado por dos nopales en descomposición es pinchado por una daga. Aunque aquí puede haber cierta referencia al símbolo nacionalista del nopal, esta pintura de Costa también puede aludir al uso más enigmático dado por Orozco Romero al nopal como icono de penitencia en La manda (1942, Museo de Arte Moderno).

Vid. Adriana Zavala, Arte moderno de México. Colección Andrés Blaisten. México, Universidad Nacional Autónoma de México, 2005.

Otras obras del artista

En Coleccion Blaisten