Emilio Baz Viaud

En el cuarto de hotel, 1941

Temple y pincel seco / cartulina
34.5 x 30 cm
EBV012

Dejando de lado la ruidosa calle, En el cuarto de hotel encontramos a una prostituta mancillada que se sienta sobre las sábanas arrugadas de una cama de latón en un cuarto sencillo. Su cliente se arregla la corbata frente a un tocador, quizá después de haberse peinado y lavado la cara con el jabón que está a un lado del lebrillo. Parece listo para seguir con la vida, mientras que ella se ve angustiada, con el rollizo cuerpo despatarrado, y la mano vacía sin dinero. Baz Viaud es aquí menos interesado en documentar que en exponer la existencia escabrosa de esta mujer. En realidad, visto desde el frente y por detrás, con los tirantes puestos en sus pantalones holgados, el hombre en el espejo se ve mucho más seductor que la mujer que estuvo con él momentos antes, de peinado permanente barato, postura desmañada y carnes pálidas y demacradas. La sensación del placer consumado es semejante al lienzo menos cínico El diálogo de Julio Castellanos (1936, Philadelphia Museum of Art). Aunque la técnica es la misma, ambos cuadros carecen de la cuidadosa precisión de los retratos contemporáneos del artista. En vez de eso, y quizá inspirado en la obra de Antonio Ruiz ?aunque más dispuesto a permitir que aflore un trasfondo homoerótico?, Baz Viaud ilumina el submundo de la vida urbana, complemento refrescante a los idealizados indígenas y trabajadores politizados que dominan la pintura mexicana moderna.

Vid. James Oles, Arte moderno de México. Colección Andrés Blaisten. México, Universidad Nacional Autónoma de México, 2005.

Otras obras del artista

En Coleccion Blaisten