Rosario Cabrera, 1901-1975

 Rosario Cabrera es una más de las artistas que tomaron parte activa en el llamado renacimiento mexicano. Erróneamente considerada como pintora naïf, y sólo actualmente señalada con distinción como académica, estudió en la Escuela Nacional de Bellas Artes bajo la instrucción de Saturnino Herrán y el gran impresionista, Mateo Herrera. Es por esto que su primer trabajo muestra la influencia de un modernismo académico. Su promisoria carrera le permitió viajar a Europa y exhibir individualmente en París entre 1925 y 1926. A su regreso, se unió al grupo de maestros de las Escuelas al Aire Libre de Pintura dirigidas por Alfredo Ramos Martínez, y de 1928 a 1929 dirigió la de Los Reyes en Coyoacán y más tarde la de Cholula. Tal vez desilusionada por las promesas incumplidas de las instituciones post-revolucionarias en el ámbito de la educación, como muchos de sus contemporáneos, cesó su trabajo en los inicios de los treinta, cuando María Izquierdo era la primera pintora avant-garde y Frida Kahlo iniciaba sus exhibiciones de manera profesional en San Francisco.