Fernando Best Pontones, 1889-1957

Su primer acercamiento con la pintura fue con Gilberto García: años más tarde, entró a la Antigua Academia de San Carlos en calidad de supernumérario y como disípulo del pintor español Antonio Fabrés. Durante esa época instaló su taller en la calle de Santo Domingo, en el Centro Histórico de la ciudad de México y para subsistir realizó varias actividades como decorar muebles y pintar puertas para la tienda departamental Palacio de Hieroo, el año de 1913 significó un año de cambios para Best Pontones y para sus alumnos de la Escuela Nacional de Bellas Artes debido al nombramiento de Alfredo Ramos Martinez como director de la institución, quien abrió nuevos caminos y fomentó un arte naturalista, además de mostrar lo que ellos consideraban " los valores nacionales". Best Pontones eligió el paisaje como su especialidad, aunque con una técnica destinta a la de José María Velazco. Empleaba una pincelada gruesa y rápida que le permitiría crear una "impresión" que captaba las vibraciones de luz y color, las cuales transportaba a las telas. En 1915 presentó su primera exposición individual en el número 42 de la avenida Madero. Un año trascendental para el artista fue el de 1916, ya que regresó al local de la avenida Madero, donde expuso setenta y tres lienzos de los cuales cincuenta y siete fueron vendidos principalmente a compradores extranjeros. Esa muestra representó un hito en su carrera y fue reseñada en la publicación Revista de REvistas. En 1920 participó en una exposición colectiva en la Academia de San Carlos. Los paisajes de esa exhibición mostraban la influencia del pintor catalán Hermenegildo Anglada Camarena en artistas como Fernando Best Pontones, Roberto Montenegro y Alfonso Best Maugard. Con el paso del tiempo, la visión del arte cambió, al ocupar el arte público un lugar preponderartemente, y la crítica dejo de tomarlo en cuenta. No obstante Best Pontones siguió pintando. Un lienzo que se inspiró en esa temática lo representa la decena trágica 1913, Acerco del senado de la República. Que se exhibe en el salon Juarez de Palacio Nacional, en la Ciudad de México.

 Memorias en color. Paisaje urbano y rural en la pintura Mexicana