Abelardo Ávila, 1907 - 1967

Nació el 17 de diciembre de 1907 en Jalpan de Serra, Querétaro, México. Fue uno de los mejores grabadores surgidos en la década de los 40, con una sólida preparación técnica aprendida de sus maestros Francisco Díaz de León y Carlos Alvarado Lang. Sus temas fueron de ambientación mexicana, inspirados por el costumbrismo pero marcados por un  fuerte sentimiento dramático.

Entre 1921 y 1926 estudió pintura en la Academia de Bellas Artes de la ciudad de Querétaro. Con una beca del gobierno de ese estado estudió de 1926 a 1930 en la Academia de San Carlos en la Ciudad de México. En 1929 se interesó por la xilografía, e ingresó al Taller de Grabado en Madera y Metal, en 1934 formó parte de la sección de Artes Plásticas de la Liga de Escritores y Artistas Revolucionarios (LEAR).

En 1934 asistió a uno de los discípulos de Diego Rivera, Pedro Rendón, en la creación de Los Problemas del obrero, uno de los murales que conformarían los aproximadamente 1450 metros cuadrados de espacio, entre paredes y techo que decorarían el edificio. Los otros murales fueron Los Mercados de Ángel Bracho, Influencia de las Vitaminas por Antonio Pujol, Los Alimentos y Escenas populares de Ramón Alva Guadarrama. Dichos murales fueron supervisados por Diego Rivera y reflejan sobre todo temas socialistas, como la explotación de los trabajadores, campesinos y mineros, la lucha contra el nazismo, el fascismo y la discriminación racial.

Abelardo Ávila también fue alumno fundador de la Escuela de Artes del Libro, donde siguió aprendiendo grabado con el maestro Koloman Sokol en 1938. En 1947 fue socio fundador de la Sociedad Mexicana de Grabadores y dio clases en La Escuela de Pintura, Escultura y Grabado La Esmeralda y en la Academia de San Carlos.

“En la acuarela, en la pintura al óleo, puede ser mexicano, suramericano o europeo. En el grabado no puede ser más que nuestro, enteramente mexicano”, escribió Pablo Fernández Márquez sobre Abelardo Ávila un año después de su muerte, el 26 de julio de 1967.