Sebastián Zalcedo, activo 1770s

Poco es lo que se sabe de este artista, excepto quizá que estuvo activo en el último cuarto del soglo XVIII. Existen obras suyas fechadas en 1774 en el Museo Regional de Guadalajara y otros como el de la Iglesia de la Enseñanza en la ciudad de México, aparentemente de 1779. La Virgen de Guadalupe fue uno de los motivos que más frecuentemente se representaron en cobre en en siglo XVII e la Nueva España. Zalcedo pintó una Virgen que es tal vez el más complejo ejemplo de las apariciones. Estuvo durante mucho tiempo colgado en la sacristía de la Iglesia de Guadalupe en Santa Fe, Nuevo México. El tamaño de la imagen representada era la común para el culto privado, por lo que se deduce que fue donada al santuario poco después de 1783, cuando el retablo mayor fue pintado.