Julio Prieto, 1912-1977

Nacido el 29 de diciembre de 1912 en la Ciudad de México, Julio Prieto fue ilustrador, escenógrafo y académico.

Heredó el gusto por la pintura y la ilustración de libros gracias a su padre, el pintor Valerio Prieto. Ingresó a la Academia de San Carlos para estudiar arquitectura y a pesar de que no concluyó la carrera, obtuvo conocimientos de matemáticas, geometría, dibujo constructivo e historia del arte.

En 1937 realizó su primer grabado en aguafuerte bajo las indicaciones del maestro Francisco Díaz de León, en la Escuela de Arte para Trabajadores no. 1 de la Ciudad de México. Al propio Francisco Díaz de León le debe todos sus conocimientos sobre estampa, aunque en su trabajo también se entrevé influencia de Manuel Manilla, Gabriel Vicente Gahona “Picheta” y de José Guadalupe Posada.

Trabajó por varios años como ilustrador en el Departamento de Publicaciones de la Secretaría de Educación Pública, para la que realizó más de 200 obras. De igual manera laboró en el Departamento Editorial de la Universidad Nacional, sus trabajos más destacables fueron los 10 tomos anuales que hacía la Biblioteca del Estudiante Universitario colección, “La suave Patria” de Ramón López Velarde, “Convalecencia”, “El cancionero de la Noche Serena”, “Al filo del agua” de Agustín Yáñez  y “Ante el Polvo y la Muerte” de Jorge González Durán. Cabe mencionar su colaboración en la revista “Tierra Nueva”, en la que no sólo ilustró sino que también escribió algunas notas.

En 1935 inicia su carrera como escenógrafo cuando el poeta y escritor Miguel N. Lira le encargó la primera escenografía para la obra teatral “Vuelta a la Tierra” que se presentó en el Teatro Arbeu, uno de sus mentores en este campo es Julio Castellanos, además aprendió el oficio de la tramoya y de la electricidad teatrales gracias a Marcelino Jiménez y Ricardo Cedillo, respectivamente. A partir de ése momento realizó la escenografía de más de quinientas obras teatrales

De 1940 a 1946 impartió sus conocimientos de ilustración en la Escuela de Artes del Libro. Posteriormente de 1948 a 1960 impartió clases de escenografía en la Escuela de Arte Teatral del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) y de 1948 a 1954 en la Academia de Arte Dramático de la Asociación Nacional de Actores (ANDA).

Colaboró con el arquitecto Pedro Ramírez Vázquez en la Galería de Historia y en el Museo Nacional de Antropología. Por otra parte, diseñó las instalaciones del Teatro de los Insurgentes, del Teatro Jiménez Rueda y del Teatro Ferrocarrilero. Su empeño y dedicación hacia las artes escénicas le valieron innumerables premios y distinciones entre ellas que el Teatro Xola de la Ciudad de México fuera rebautizado en su honor.

Murió el 18 de enero de 1977 en la Ciudad de México.

Obras del artista

Fondo Francisco Díaz de León